Skip to main content

Misa crismal: el obispo llamó a los sacerdotes a “cuidarnos para cuidar”

En la catedral Nuestra Señora de la Paz, el obispo de la diócesis de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, presidió hoy, Jueves Santo, la misa crismal, que reunió a los sacerdotes que renovaron sus promesas de ordenación y en la cual consagró el santo crisma y bendijo los óleos para la celebración de los sacramentos en las parroquias.

  • 28 Marzo 2024
  • Visto 840

En la catedral Nuestra Señora de la Paz, el obispo de la diócesis de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, presidió hoy, Jueves Santo, la misa crismal, que reunió a los sacerdotes que renovaron sus promesas de ordenación y en la cual consagró el santo crisma y bendijo los óleos para la celebración de los sacramentos en las parroquias.

Concelebraron la misa el arzobispo emérito de la arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo; el obispo emérito de Rafaela, monseñor Luis Fernández, actual administrador parroquial de Santa Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz (Banfield); el vicario general de la diócesis, presbítero Hugo Barrios; el rector del Seminario “De la Santa Cruz”, presbítero Daniel Bossio; los vicarios zonales y los sacerdotes presentes.

En su homilía, el obispo Lugones animó a los sacerdotes a “cuidarnos para cuidar”, ya que el cuidar “es una experiencia positiva en muchísimos aspectos, nos hace aprender de nosotros mismos, nos gratifica y hace crecer, pero también ´remueve´ emocionalmente; podemos usar la negación, podemos congelarlo, pero hay momentos más complicados donde se sufre y no se sabe muy bien por qué”.

“¿Cómo manejamos nuestros tiempos, trabajo, apostolado, estudio, lectura, sano ocio, descanso?”, preguntó monseñor Lugones, recordándoles la importancia de participar de los encuentros diocesanos, vicariales u otros espacios que “nos ayudan a confraternizar”.

Y remarcó el valor del “autocuidado”, que “debe procurarse de forma integral, desde cuidados corporales, espirituales, emocionales, del estado de ánimo. El autocuidado no es egoísmo, es sinónimo de bienestar y estabilidad emocional. Conocerse bien a sí mismo y saber cuáles son las cosas que no nos ayudan, que nos dispersan o descentran y cuáles las que nos gustan y nos hacen sentir mejor, es un síntoma de madurez y responsabilidad, cuidar es un acto de amor, donde se dedica tiempo, esfuerzo y responsabilidad”.

  • El sábado a la mañana, no te pierdas el saludo de Pascua del obispo. Y a la tarde, una versión del pregón pascual cantada por el mismo monseñor Lugones. Seguí el canal de Eclesia en WhatsApp aquí para recibir la notificación de ambos videos.

Del “autocuidado” del sacerdote al acompañamiento espiritual de los fieles: “No derramo el corazón con cualquiera, pero la Iglesia nos propone el acompañamiento espiritual que puede librarnos de muchos males. Discernir en la oración, con quien lo haré, recordando que el que acompaña no es mi compinche, pues delante de Dios tiene la enorme responsabilidad de ayudarme en mi camino de santidad y salvación”.

Por último, advirtió sobre “los silencios que encubren la verdadera paz”, sea en la vida sacerdotal, religiosa o matrimonial: “Los problemas que hacen daño deben salir, deben dialogarse, con tal de que lo hagamos con la prudencia y el respeto que exige la caridad y nuestra fe cristiana. Necesitamos entonces, de espacios para la reflexión personal, el diálogo e intercambio fraterno” (ver texto completo de la homilía en adjunto, abajo).

La misa crismal 2024 se dio en el marco del segundo año Jubilar, con motivo del 160° aniversario de la llegada y entronización de la imagen patrona del Partido y de la diócesis de Lomas de Zamora, Nuestra Señora de la Paz. El lema guía es: “Caminando con María, anunciamos la paz”.

Esta tarde, el obispo presidirá la “Misa de la Cena del Señor”, que da inicio al triduo pascual, en la sede de la fundación Vida Nueva (Glew).

El Viernes Santo, solemnidad de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, monseñor Lugones encabezará a las 11 el Vía Crucis de niños en la catedral diocesana. Y por la tarde, desde las 15:30, presidirá el rezo de los Oficios de la Pasión, la adoración de la cruz y el Vía Crucis en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes (La Unión, Ezeiza).

El Sábado Santo, a las 9.30, tendrá un encuentro con jóvenes de la parroquia La Natividad de Nuestro Señor Jesucristo (Carlos Spegazzini). Y a la noche, desde las 19:30, oficiará la misa de la Vigilia de Pascua en la parroquia Nuestra Señora de la Piedad (Temperley).

El Domingo de Pascua -solemnidad de la Resurrección del Señor-, el obispo presidirá tres misas: a las 9:30 en Cristo Rey (Guernica), a las 11 en San Antonio de Padua (Alejandro Korn), donde además bendecirá e inaugurará el cinerario parroquial, y a las 19 en la catedral Nuestra Señora de la Paz.

-------------------------------------- 


La Buena Noticia vale, y cuesta. Cuesta tiempo, fundamentalmente.

Toda la producción y presentación de la noticia implica tiempo de trabajo. Pero también significa esfuerzos personales (dedicación, elaboración…) y esfuerzos económicos para el mantenimiento y renovación de los equipos y la tecnología para contar la noticia, costos de insumos, viáticos, inversión para el streaming de las misas, etc.  

Eclesia es este portal de noticias y su extensión a las redes sociales, es el canal de videos y streaming en YouTube, es la app para celulares, es el anticipo de las noticias por medio del canal de WhatsApp y el newsletter que más de 2.000 personas reciben por mail.

Con tu valoración por lo que hacemos, ante todo, y tu ayuda económica, Eclesia seguirá mostrando y compartiendo “lo que pasa en la Iglesia”, como desde el primer día, hace ya más de 20 años.

De acuerdo a tus posibilidades, definí un monto y convertite en suscriptor de Eclesia (con débito automático mensual) o por única vez hacé tu aporte fijo. Sea como sea, gracias por valorar Eclesia.

 

Adjuntos:
Descargar este archivo (Misa crismal 2024.pdf)Misa crismal 2024.pdf[ ]173 kB