Skip to main content

Las parroquias de la diócesis trabajaron sobre las “fragilidades” que ahora son desafíos

Las parroquias de la diócesis de Lomas de Zamora ya comenzaron a reflexionar y trabajar en las “fragilidades” que surgieron de las Asambleas del Pueblo de Dios llevadas a cabo el año pasado por vicarías.

  • 10 Marzo 2024
  • Visto 1023

Las parroquias de la diócesis de Lomas de Zamora ya comenzaron a reflexionar y trabajar en las “fragilidades” que surgieron de las Asambleas del Pueblo de Dios llevadas a cabo el año pasado por vicarías.

Acompañados por el obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones SJ, los párrocos y los Consejos de Pastoral de la Iglesia diocesana se reunieron este sábado en el colegio San José (Burzaco), a fin de trabajar de manera conjunta las siete “fragilidades” observadas en las comunidades y que ahora son nuevos desafios pastorales.

Comunicación, Jóvenes, Misión, Formación, Familia y atención a personas vulnerables, Pastoral Vocacional y Compromiso en la vida parroquial, son las siete “fragilidades” contenidas en la síntesis de las Asambleas, “ahora expresadas como desafíos pastorales para atender, desde nuestros diferentes espacios y posibilidades, desde marzo de 2024 al Adviento de 2026” y, por lo tanto, desde este año “una tarea a realizar, un camino en proceso para ocuparnos de ellas, desde la realidad concreta en la que realizamos nuestra misión evangelizadora”, de acuerdo a lo expresado por el Consejo de Pastoral Diocesano, que convocó la reunión de los párrocos y dirigentes.

“Esta reunión es un paso importante para la diócesis”, dijo el obispo, “ante los desafíos culturales, sociales y evangélicos que tenemos que afrontar. Las fragilidades ahora son desafíos”, remarcó.

“Iremos pergeniando en grupos qué es lo que el Espíritu va soplando y nos va inspirando, para que al regresar a nuestras parroquias elijamos qué desafio, de los siete, trabajaremos en función de la realidad de las parroquias y que sea más necesario”, explicó luego del momento de oración, con adoracion al Santísimo incluida, y antes del trabajo grupal donde los referentes pensaron tres acciones para responder al desafio pastoral que les correspondió.

“Desde la realidad diocesana que hoy se nos presenta, desde la realidad que conocemos en nuestras comunidades parroquiales, desde la propia realidad personal, estamos invitados a confiar… a aceptar la transformación… a cambiar la forma de hacer y hasta de entender… a tirar las redes aún donde parece que no vamos a ‘pescar’ nada”, expresó el Consejo de Pastoral Diocesano.

Cerca de 250 personas participaron del encuentro, entre ellos también el vicario general de la diócesis, presbítero Hugo Barrios; los seminaristas, el rector del Seminario “De la Santa Cruz”, presbítero Daniel Bossio, y el formador de esa Casa, presbítero Andrés Vallejos.

El obispo, al final, animó a los representantes de las parroquias a “compartir la riqueza del trabajo” del día. Cada comunidad, entonces, rezará y pensará qué “fragilidad” reconoce como prioritaria y que a partir de ahora son desafíos.


La Buena Noticia vale, y cuesta. Cuesta tiempo, fundamentalmente.


Toda la producción y presentación de la noticia implica tiempo de trabajo. Pero también significa esfuerzos personales (dedicación, elaboración…) y esfuerzos económicos para el mantenimiento y renovación de los equipos y la tecnología para contar la noticia, costos de insumos, viáticos, inversión para el streaming de las misas, etc.  

Eclesia es este portal de noticias y su extensión a las redes sociales, es el canal de videos y streaming en YouTube, es la app para celulares, es el anticipo de las noticias por medio del canal de WhatsApp y el newsletter que más de 2.000 personas reciben por mail.

Con tu valoración por lo que hacemos, ante todo, y tu ayuda económica, Eclesia seguirá mostrando y compartiendo “lo que pasa en la Iglesia”, como desde el primer día, hace ya más de 20 años.

De acuerdo a tus posibilidades, definí un monto y convertite en suscriptor de Eclesia (con débito automático mensual) o por única vez hacé tu aporte fijo. Sea como sea, gracias por valorar Eclesia.